Privada

FAPASA y su responsabilidad social continúa desde el 2012 con la escuela Don Bosco

La ausencia de alumnos este año no hizo parar el apoyo

Farmacéutica Paraguaya S.A. (FAPASA) es una empresa que constantemente brinda su apoyo a la Escuela Básica Nº 2001 Don Bosco, de la cuidad de Fernando de la Mora. Esta institución, fue levantada por los primeros pobladores; en vista de que los niños iban caminando muy lejos a la escuela, por lo que decidieron en unanimidad, entre padres, abuelos, hermanos, levantar una escuela en la comunidad, de esa manera, los niños ya no tendrían la necesidad de ir lejos.

El inicio de la construcción se llevó acabo en 1982; los que lideraron fueron los señores Benito Orella (+) y Don Juan Prieto quien sigue siendo poblador del barrio. La escuela abrió sus puertas a los niños en 1984 y fue reconocida como escuela Básica Nº 2001, por el Ministerio de Educación en 1986. Los grados con los que se inició, fueron los del Primer Ciclo (1º, 2º y 3º grado)) y posteriormente fue creciendo con el apoyo de la cartera educativa.


La Escuela Don Bosco, es una comunidad educativa con la

– Misión de formar niños y jóvenes competentes, críticos y comprensivos en su contexto social, cultural y tecnológico para resolver las situaciones cotidianas.
– Su Visión es: ser una institución educativa referente en la zona de Fernando de la Mora Zona Norte, con enfoque constructivo, cooperativo e inclusivo e incorporación gradual de la educación maternal, y el uso de herramientas tecnológicas y ambientales.


La comunidad educativa fue creciendo con el involucramiento de todos los actores y algunas empresas como de FAPASA, cumpliendo con su responsabilidad social empresarial (RSE). En el 2012 surge una invitación de parte de la nueva directora la Mg. Mirna Aguilera, para el Director Daniel Paredes, él cual accedió a esa invitación y durante la cual pudo observar las necesidades edilicias con las que contaba la institución. A partir de ahí, surgen cambios muy importantes en la calidad del espacio educativo lo cual ayudó a fortalecer la enseñanza y permanencia de los alumnos, generando una apropiación personal de cada miembro escolar.

Las aulas fueron totalmente refaccionadas, con paredes y pisos nuevos, pintura, entre otros, lo cual permitió la admiración y alegría de los niños y las maestras se encargaron de la ambientación pedagógica pertinente; también pudimos dar clases de informática porque una de las aulas fue reacondicionada para el dicho fin.
Así también, las actividades recreativas siempre van acompañadas del apoyo de la empresa, como ser: Día del Niño y Día de la Juventud, y gracias a ello, todos los alumnos/as pueden disfrutar al máximo su tan esperado día.

Cabe mencionar, que la directora de la institución presentó un proyecto que fue defendido en Francia, donde había compartido con los docentes de aquel país, el gran apoyo que daba la industria Farmacéutica Paraguaya S.A., siendo una empresa responsable y atenta con la comunidad educativa. Y la meta era compartir el proyecto con la empresa, y así fue que una vez presentado el mismo, demostraron desde un primer momento su apoyo, para que el espacio recreativo y deportivo cuente con la ampliación necesaria. Ese espacio se convirtió en el lugar de disfrute de toda la comunidad.

Este año nuevamente, a pesar de la ausencia de los alumnos en las escuelas, FAPASA no dejó de apoyar a la institución, específicamente con un proyecto que había iniciado a principio de año, denominado “La lectura es un placer”, el cual posibilitará acciones para ser mejores lectores y disfrutar de la lectura; por lo tanto, el objetivo es organizar y preparar una Biblioteca Activa, ya que hasta el momento la escuela no cuenta con una. Así, en su retorno a clases presenciales, los niños y jóvenes encontrarán algo nuevo, diferente y significativo.

Tags

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close