Salud Publica

Accidentes ofídicos: 96 personas fueron mordidas por serpientes en 2020

Los casos se registraron mayoritariamente en Concepción, Ñeembucú, Alto Paraná y Pdte. Hayes.

Las mordeduras de serpientes venenosas pueden provocar parálisis grave de los músculos respiratorios, trastornos hemorrágicos potencialmente mortales, insuficiencia renal irreversible, discapacidades permanentes y amputaciones.

Ofidismo se denomina al accidente provocado por el veneno inoculado por la mordedura de una serpiente venenosa. Según la especie de serpiente agresora, los accidentes se dividen en: botrópicos, crotálicos y elapídicos, según informa el Ministerio de Salud.

En Paraguay se describen 14 especies de importancia médica:

7 especies del género Micrurus (Corales verdaderas /Mbói Chumbe)

6 especies del género Bothrops (Jarara / Mbói Kuatia / Kyryry’o)

1 especie del género Crotalus (Mbói Chini)

El Programa Nacional de Control de Zoonosis y Centro Antirrábico Nacional reportó 96 casos de accidentes provocados por serpientes en lo que va de este año, la mayoría de ellos relacionados con el género Bothrops.

El grupo etario con mayor cantidad de casos es la franja de 20 a 39 años que corresponde al 34 %. El 28 % de los casos son del sexo femenino y el 72 % del sexo masculino.

De acuerdo a los datos de la Vigilancia de Accidentes Ofídicos revelan que la Región Sanitaria de Concepción presenta mayor cantidad de casos, con 14 accidentes ofídicos, seguida de Ñeembucú que contabiliza 13 casos, así como Pdte. Hayes y Alto Paraná registra 11 casos de accidentes antiofídicos.

¿Qué hacer si te muerde una serpiente?

Mantener la calma

No aplicar ningún tipo de torniquete

No efectuar tajos o cortes en el lugar de la mordedura

No succionar el veneno con la boca

Acudir rápidamente al servicio de salud más cercano

TRATAMIENTO DE UNA MORDEDURA DE SERPIENTE VENENOSA

En el país se cuenta con suero antiofídico polivalente para las especies de importancia médica del Paraguay, las cuales están distribuidas en las diferentes regiones sanitarias.

El tratamiento debe ser, siempre que sea posible, administrado y monitorizado por un profesional de la salud. Debe iniciar preferentemente antes de las 6 horas de ocurrido el accidente

Tags

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close