Salud Publica

¿Qué genera en las personas el distanciamiento social?

La medida para mitigar el impacto del Covid-19 puede derivar en consecuencias para la salud mental.

Con la llegada del virus del Sars-CoV-2, que causa la enfermedad del Covid-19, el Gobierno puso en práctica una serie de medidas para buscar minimizar los contagios, una de ellas fue la cuarentena y su consecuente distanciamiento social, sin embargo, prolongar esta medida puede generar confusión, malestar, ansiedad, y hasta enojo, advierte la Lic. Yolanda Giménez, psicóloga del Departamento de Medicina Preventiva del Instituto de Previsión Social (IPS).

El miedo ante lo desconocido, en este caso el coronavirus, es una reacción normal y esperable – refiere la especialista – y nos permite poner en marcha mecanismos de afrontamiento, como los cuidados que los expertos recomiendan. El pánico paraliza y nos deja inermes, sin reacción.

La paradoja sería que, si bien se requiere del aislamiento social para controlar la propagación del virus, el mismo a largo plazo puede contribuir a afectar la salud mental. Por ello, la psicóloga sugiere evitar el aislamiento emocional.

Hay que hacer uso de todas las herramientas de comunicación como video llamadas, llamadas telefónicas, mensajes, que permitan acercamientos emocionales, recomienda Giménez, además de evitar la desconexión y el desinterés, mantener rutinas de aseo, descanso y hábitos saludables de alimentación.

La especialista brinda las siguientes recomendaciones para mantener una buena salud mental en tiempos de pandemia:

  •  Se recomienda no perder de vista que es una crisis transitoria, que cuando se pueda volveremos a la rutina habitual.
  •  Es importante permitirse expresar los sentimientos que esta situación genera en cada uno. Es esperable sentirse ansioso, confundido, estresado y experimentar malestar. Darse tiempo para detectar y expresar lo que cada uno siente.
  •  Evitar la sobreexposición a la información que desencadena ansiedad y confusión. Seleccionar los canales de información para evitar el aumento de ansiedad y compartirla con los más pequeños de la familia, sin alarmar y que contenga un mensaje esperanzador.
  •  La humanidad entera se encuentra ante una situación, de la que poco conocemos y que nos desafía a cuidarnos entre todos. En tiempos de exceso de individualismo, podría ser una oportunidad para contagiarnos de solidaridad y empatía con los otros.

Consecuencias del aislamiento

La profesional advierte que el aislamiento, este contexto estresante e inestable, puede desencadenar depresión, sentimientos de culpa, ansiedad, miedo a quedarse sin suministros; temor por la salud propia y la de los demás; nerviosismo por perder el empleo o quedarse sin dinero.

Se pueden presentar cambios en el sueño y en la alimentación; dificultad para concentrarse; recrudecimiento en los problemas de salud crónicos; complicaciones emocionales o de salud mental, así como mayor consumo de alcohol, tabaco u otras drogas.

El mundo virtual, las redes sociales y el internet se han convertido en nuestro principal vínculo social durante el aislamiento, lo que nos permite relacionarnos con los demás y trabajar de manera remota, aunque igualmente pueden causarnos estrés.

Los medios virtuales y las redes sociales nos ayudan a estar conectados, pero también pueden ser disparadores de ansiedad por tanta información y por creer todo lo que encontramos o nos envían.

Covid-19 cambió nuestro estilo de vida. Es necesario establecer rutinas, horarios y actividades diarias, esto nos dará cierta sensación de control, nos ayudará a despertar temprano y a no tener afectaciones en el sueño, que inciden en el humor, puntualiza la especialista.

Tags

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close