Salud Publica

Mala atención en servicios del Ministerio de Salud hacen colapsar urgencias de Clínicas, denuncian

En hospitales del Gobierno no hacen buen diagnóstico o no tienen fármacos, se quejan

Dr. Marcelo Pederzani, jefe del Servicio de Urgencias de Clínicas.

El Servicio de Urgencias del Hospital de Clínicas de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNA, recibe diariamente un promedio de 150 a 180 consultas en dicha área con distintas patologías desde leves hasta crónicas. El Dr. Marcelo Pederzani, jefe del Servicio explicó que, dicha cantidad de usuarios atendidos se debe, en ciertos casos a pacientes que son derivados de hospitales públicos o privados a Clínicas, lo cual genera una superpoblación en el área.

El flujo alto de pacientes hace que se genere una sobrecarga en las atenciones que puedan realizarse, los motivos de las consultas varían, y en ciertos casos los pacientes llegan hasta la institución en estados de complejidad, lo cual dependiendo de la patología se busca el procedimiento adecuado de atención. Para la realización de traslados a pacientes que se encuentran en otros centros médicos hasta la institución, el jefe de Urgencias, explicó que existe un protocolo a seguir lo cual ayuda a orientar sobre qué hacer en esos casos.

«Pedimos que se pueda cooperar a fin de estar en comunicación entre colegas para la realización de los traslados asesorados por un médico de guardia, también dicha orientación previa se puede realizar vía telefónica a fin de poder verificar si se cuenta con camas en el servicio, autorizando el traslado y mejorando también el tiempo de espera», refirió.

Un ejemplo de este manejo para trasladar pacientes lo aplica la Unidad de ICTUS, que, dependiendo del caso, se realiza la tomografía en el hospital y luego se verifica la permanencia en la institución para otros estudios. Entre las derivaciones más recibidas están por cuadros de ACV (accidente cerebrovascular), eventos cardiacos, hipertensión, diabetes, fractura de miembros, e incluso cuadros considerados críticos a causa de un mal diagnóstico anterior.

Como el caso de un paciente de 47 años, que llegó la noche del domingo, desde la ciudad de Limpio, tras 8 días de haber acudido al centro de salud de dicha localidad y donde le dijeron que no tenía nada. Ante esto, y al ver como empeoraba su estado de salud, su esposa Petrona Riveros, decidió llevarlo a una clínica privada donde constataron un cuadro complejo de ascitis que afectaba los riñones e hígado. Por lo que decidieron traerlo hasta el Hospital de Clínicas para un mejor diagnóstico y tratamiento adecuado.

El otro caso es el de un adulto mayor de 77 años, proveniente de Caaguazú, por un ACV (accidente cerebrovascular). Según relató Angélica León; su padre es paciente del Hospital San Jorge, donde recibe tratamiento por una afección cardiaca, y de donde fue referido debido a que en ese hospital no contaban con un tomógrafo, (equipo de imágenes) para poder observar el daño causado en el cerebro tras el evento cerebrovascular.

Otro de los casos, es el de una mujer de 56 años, proveniente de San Pedro Poty, Departamento de San Pedro, de donde llegó por un cuadro de hipertensión, no sin antes recorrer primeramente el Centro de Salud y el Hospital Regional de Santa Rosa del Aguaray, (ambos no contaban con medicamentos), e incluso llegar el Hospital de Calleí, donde recibió los primeros auxilios, para luego ser trasladada hasta el Hospital de Clínicas para atención especializada.

O el caso de un paciente de 70 años, quien llegaba desde Santaní, acompañado de sus familiares hasta el Servicio de Urgencias, por una fractura de cadera.

Estos son solo algunas de las situaciones a las que deben enfrentarse diariamente los médicos de guardia y especialistas del Servicio de Urgencias del Hospital de Clínicas. De todos los pacientes mencionados, ninguno es asegurado del IPS, ni de otro seguro médico privado. Siendo la mayoría, pacientes referidos de otros centros asistenciales; algunos incluso deben migrar desde su lugar de origen hasta la capital, en busca de un tratamiento especializado y una mejor calidad en la atención.

Por lo que el Dr. Marcelo Perderzani, recalcó que lo primordial para estos casos es seguir el procedimiento de protocolo de derivación, de manera a poder cubrir todas las demandas asistenciales de usuarios que acuden al Hospital de Clínicas diariamente.

Fuente: Hospital de Clínicas.

Tags

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close